Protestas por Juicio Ilegal a Presos Políticos Arrestados por Oponerse a Ocupación Marroquí del Sahara

Los hechos se remontan al año 2010, cuando el desmantelamiento del denominado campamento Gdeim Izik (“Dignidad”) derivó en graves disturbios. Unos 20.000 saharauis se habían congregado en improvisadas jaimas para reclamar mejores condiciones de vida. Era el “detonante de la primavera árabe”, según analistas políticos como Noam Chomsky. Desde el Sáhara denuncian detenciones arbitrarias, confesiones bajo tortura y falta de garantías procesales por parte del gobierno marroquí. Que no aparecen los cadáveres ni las autopsias, dicen, y tampoco elementos probatorios claros que signifiquen la autoría de los asesinatos. Marruecos juzga a los detenidos por ” formación de banda criminal, violencia contra la fuerza pública con resultado de muerte y mutilación de cadáveres”

“Este juicio es incomprensible, al no haber ninguna prueba tendría que haber sido declarado de nulo derecho”, resume la activista portuguesa por los derechos humanos Isabel Lourenço. Como han exigido, remarca, “la ONU y la Unión Europea” y organizaciones como Amnistía Internacional o Human Right Wachts. “La detención es ilegal, no hay pruebas ni víctimas, ni cadáveres ni autopsias…”. Nada se sostiene, refiere perpleja Lourenço.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *